taray

Nombre científico:

Tamarix

Nombre común:

Taray

Familia:

Tamaricaceae

Origen:

Eurasia y África.

Estilos y descripción:

Pueden ser arbustos caducifolios o perennifolios, también pequeños árboles formando densas arboledas o matas. Pueden vivir en suelos salinos. Se caracterizan por ramas finas y follaje gris verdoso ideales para estilos llorón. El género Tamarix está adaptado al fuego, ya que posee largas raíces que penetran hasta la capa freática, aprovechando aguas subterráneas.

En bonsai muy usado para estilo llorón por sus atractivos troncos tortuosos, maderas muertas y ramas finas fáciles de modelar.

Luz:

soleado

Pleno sol.

Temperaturas:

Aguantan las temperaturas más altas del verano más costero y fuertes fríos.

10
grados

Humedad:

Resiste muy bien los climas secos, funciona mejor en climas húmedos.

Sustrato:

Bien drenados, hay que evitar encharcamientos, akadama y kiryuzuna son ideales, pudiendo usar también humus de lombriz con algún separador como tepojal, grava volcánica o pómice.

Riego:

Riegos abundantes con sustratos bien drenados.

Abonado:

En primavera tras la brotación. En otoño cuando empiece a moverse de nuevo tras el letargo estival.

Maceta:

Esmalte si queremos destacar la floración, sin esmaltar para el resto del año. La forma de la maceta depende del diseño del árbol.

Alambrado:

Usar siempre alambre de aluminio anodizado y vigilar ya que tarda poco en clavarse. Son muy quebradizos.

Trasplante:

Nos permite poda drástica de raíces y lavado del cepellón sin necesidad de dejar tierra vieja.

Multiplicación:

Muy fáciles de esquejar.

Injertos:

Injertos por aproximación.

Plagas y Enfermedades:

Poco atacados por plagas.