rosa canina

Nombre científico:

Rosa Canina

Nombre común:

Rosal silvestre

Familia:

Rosaceae

Origen:

Europa, el noroeste de África y Asia occidental

Estilos y descripción:

Arbusto de hoja perenne que puede alcanzar 2 metros de altura con tallos colgantes de color verde, cuviertas de espinas. Las flors solitarias o agrupadas en corimbos de color rosa pálido o blanco. Florece de mayo a julio y produce frutos a finales de verano principios de otoño.

En el mundo del bonsai más reconocida por su papel como kusamono o planta de acento, también es un gran candidato para bonsais de pequeño tamaño pese a la dificultad de trabajarlos por sus espinas.

Luz:

soleado

Pleno sol todo el año.

Temperaturas:

Aguanta sin problemas las temperaturas más fuertes de verano y heladas moderadas en invierno, proteger si esta situación se prolonga.

10
grados

Humedad:

Adaptada a climas secos y húmedos prefiere la humedad ambiental.

Sustrato:

Bien drenados, hay que evitar encharcamientos, akadama y kiryuzuna son ideales, pudiendo usar también humus de lombriz con algún separador como tepojal, grava volcánica o pómice.

Riego:

Riegos abundantes con sustratos bien drenados.

Abonado:

En primavera tras la floración justo antes de que empieza a brotar. En otoño cuando empiece a moverse de nuevo tras el letargo estival.

Maceta:

Siempre esmaltes de un color que contraste con el color de su flor, en tamaños mame y shohin podemos usar macetas decoradas y coloristas.

Alambrado:

Usar siempre alambre de aluminio anodizado y vigilar ya que tarda poco en clavarse.

Trasplante:

Nos permite poda drástica de raíces y lavado del cepellón sin necesidad de dejar tierra vieja.

Multiplicación:

Extraordinariamente fácil de esquejar.

Injertos:

Injertos por aproximación.

Plagas y Enfermedades:

Normalmente atacados por pulgones y cochinillas, muy sensibles a estos.