pyracantha

Nombre científico:

Pyracantha, las más comunes coccinea o angustifolia

Nombre común:

Espino de fuego.

Familia:

Rosaceae

Origen:

Desde el sureste de Europa hasta el sureste de Asia

Estilos y descripción:

El porte de las plantas es de 4 a 6 m de altura. Las siete especies tienen las flores blancas, rojas, anaranjadas, o amarillas. Las flores se producen a finales de primavera y comienzo del verano. Los frutos son pomos pequeños que, acompañados del cáliz persistente, se producen a finales del verano, y maduran a finales de otoño. Estos contienen en su interior 5 semillas o pirenos.

Admiten cualquier estilo tanto verticales, como cascadas en todos sus diseños. Quedan bien en diseños femeninos y masculinos, es una planta muy versátil para hacerla bonsai.

Luz:

nublado, sombrío

La pyracantha es un arbusto que podemos encontrar en rotondas y medianas de la carretera por lo que es evidente que se trata de una planta de pleno sol, gracias a esta situación de insolación total conseguiremos una floración abundante que luego dará lugar a sus famosas bayas de colores que van desde el amarillo hasta el rojo fuego que nos lleva a su nombre común.

Temperaturas:

No tiene problemas con las temperaturas altas, sin embargo hay que protegerla de las fuertes heladas, una nevada o una pequeña capa de escarcha por encima tampoco le producen daño alguno.

2
grados

Humedad:

En ambiente seco pulverizar regularmente la copa con agua de buena calidad ya que de lo contrario mancharemos la hoja.
Pyracantha bonsai

Sustrato:

70% akadama con un 30% de kiryuzuna o en su defecto humus de lombriz usando algún tipo de greda como separador (grava volcánica, arena de sílice, pómice, etc…). Es importante que no sea un sustrato compacto para evitar podredumbre de raíces y optimizar el drenaje.

Riego:

Agradece los riegos abundantes, aunque soportan la sequía la acusan rápidamente sobre todo en los brotes más tiernos, con un sustrato bien drenado y un riego abundante tendríamos una de las claves del éxito de esta planta.

No son exigentes con la calidad del agua.

Abonado:

Nunca tras el trasplante ni durante la floración, abonar antes de la brotación primaveral y otoñal con abonos orgánicos. En su defecto usar humus de lombriz

Maceta:

Siempre esmaltes y preferiblemente azules o verdes ya que contrastarán con su floración blanca o su fruto ya maduro, también quedarán bien (no la verde) cuando el árbol esté simplemente verde.

Alambrado:

La técnica del alambrado se puede realizar a lo largo de todo el año, en esta planta usar siempre aluminio anodizado.

Trasplante:

La pyracantha es una planta con un crecimiento de raíces muy fuerte, por lo que el trasplante se hará con más asiduidad que otras plantas, el patrón a seguir para el trasplante será siempre el mismo, cuando la planta empiece a levantarse del sustrato. Este arbusto permite que el cepellón se lave con agua a presión sin dejar tierra vieja y una poda drástica de raíces. Tras el trasplante mantener en un lugar sombrío sin corrientes de aire.

Multiplicación:

Lo más sencillo es esquejar y en el caso de calibres gruesos se puede usar el acodo aéreo.

Injertos:

Aconsejable siempre por aproximación.

Plagas y Enfermedades:

Como todas las rosaceas son un imán para cochinillas y pulgones que podemos combatir con productos comerciales específicos o con mariquitas de forma ecológica, difícilmente se puede prevenir.